Archivo de la categoría: EL LIBRO en el Tarot Lenormand

Signifiacado de la carta el libro en el tarot lenormand

EL LIBRO en el Tarot Lenormand

Sólo porque estamos acostumbrados, “estas cosas” que son los libros no nos causan sorpresa.

Extraño artefacto con innumerables hojas pegadas, lleno de palabras que llevarían horas o días decirse…

Nunca compraríamos un libro si no estuviéramos totalmente convencidos que dentro de él hallaremos un precioso secreto.

Hasta la novela más simple intenta persuadirnos que entre sus páginas encontraremos una extraña mezcla de sensaciones y saber que harán que algo dentro de nosotros cambie para siempre. ¿Si no fuera así quien se tomaría el trabajo de leer un libro?

Todos recordamos una obra especial que nos cambio la forma de ver el mundo. Esa historia, ese escritor, ese pensador que modificó algo íntimo en nuestro ser.

Algo de esto evoca la carta del libro. Un secreto por rebelarse, algo que falta saber.

En la carta el libro se presenta cerrado y esperando ser leído, es un conocimiento que se ofrece cuando quien consulta sea capaz de tomarlo, de enfrentarlo.

El secreto está al alcance del consultante, sólo que las cosas más simples, las que de verdad importan, son muchas veces más difíciles de entender que las grandes construcciones intelectuales, incluso suelen ser obstaculizadas por estas.

Esta carta representa un conocimiento trascendente para la persona que consulta. Algo que se revela o algo que falta revelarse, algo que falta entender.

Pasar del saber al conocimiento y del conocimiento a la verdad es un camino posible, pero no debemos olvidar que hay verdades que se imponen sin estos pasos previos y no se trata verdades comunicables. La verdad última no puede decirse o bien puede decirse Dios. Hay un punto insondable que sólo podemos sentirlo en su inmutabilidad perdida, vedada para ojos humanos como la zarza ardiente.

Eso que se nos revela como inabarcable, infinito, irrepresentable, opera en nuestra realidad cotidiana como lo que no puede incluirse y desde afuera instaura sus efectos en lo más íntimo.

El libro representa lo que podemos y no podemos conocer. Es por esto mismo un recordatorio de lo limitado de la condición humana, un llamado a la humildad.

Solemos esgrimir verdades en las que nos sostenemos y sin darnos cuenta estas toman el control de nuestra vida. Juzgamos a otros y a nosotros mismos desde nuestras pequeñas verdades y somos capaces de las más duras condenas con tal de mantenerlas vigentes.

De la misma manera todos pasamos por situaciones-libro en las que, muchas veces con dolor, debemos reconocer la pequeñez de nuestro saber y replegarnos con humildad a la enormidad del universo. Cada uno de estos momentos-libro son oportunidades para crecer.

Anuncios