EL ANILLO en el Tarot Lenormand


Por fin!, después de mi estancamiento la inspiración volvió!

La libertad es esa desgarradora certeza que tenemos de que somos dueños de nuestro destino… nada más ni nada menos.

Claro que podemos jugar un juego peligroso soñando con una libertad absoluta que implique desasimiento…

¿Qué verdad tan terrible esconde la libertad que nos aterra asumirla?

No voy a dar respuesta a preguntas que no corresponden a un bufón.

Solo puedo responder hoy por mi alma desgarrada por lo maravilloso de la vida que me carcome y que toca un punto sagrado que nadie podría lograr traspasar a lo inmutable de la escritura si no tuviera esta extraña condición de personaje de ficción.

Mi libertad en este punto es singular, no existo, como dice facebook, pero sí existo en tanto me comprometo en un nombre y en una palabra.

No soy nada más que un punto álgido ser, casi una molécula, donde se confunde lo que llamamos Dios, hasta tanto no me comprometo. Dejo de ser absoluto para ser puro límite en la medida en que logro entrañar mi ser con algo que me ata al mundo… y comienzo a ser lo que otros ven en mí.

¿Por qué escribir un blog, sin más recompensa que hablarle a otra alma?

¿Qué impulsa a las personas a comunicar algo que está más allá de lo íntimo?

Esa es la carta del anillo, el compromiso.

Mi compromiso es comunicar algo que está mas allá de lo propio, comunicar una ficción.

Que poco trascendente resultan los dolores individuales para hacer de ellos expresión. Que poco trascendente resulta lo más íntimo para llegar al alma de otros. No es sino un punto inasible del alma que trasciende a lo propio y que hace a lo imposible de ser tal, lo que impulsa un hombre con ínfulas de payaso a dignarse a escribir.

Es un profundo compromiso con un destino humano, tan lejos de lo divino, lo que nos hace hombres.

¿Qué es la libertad entonces sino libertad de comprometerse?

Como hacer para que mis lectores entiendan un pensamiento tan propio que surge de un bufón, incapaz de hacer literatura… este es mi intento, espero con ansias que alguien haga el intento por entender.

¿Podemos comprometernos con un destino humano?

…tal vez necesitamos el destino del héroe… ¿es humano el compromiso del héroe?

Canto mis verdades con mi laúd en la cortes, no soy el héroe que deslumbra con hazañas, no me pregunten por qué pero desconfío de ellos. Mi compromiso es con mis trucos y chistes de feria. Mi vida se va en esta apuesta.

Dibujo mi alma con garabatos y siento en esos torpes rasgos la grandeza humana embarrada con niebla y olvido, y juego mi vida escribiendo con tinta indeleble mi destino, apostando toda mi bufónica existencia a todo o nada… y entiendo con las tripas que no hay todo, que no hay nada… hay algo que dibujamos en el corazón de otros…

Jugarse a gastarse la vida en algo.

Tan distinto de lo impuesto por otros, tan distinto del destino aceptado pasivamente, el compromiso del anillo es el compromiso con la propia vida.

¿De que pueden servir estas torpes palabras a quien intente adivinar lo que depara el destino con un mazo de cartas? No es algo que pueda responder, tal vez sirvan…

Anuncios

Acerca de Bufon Lenormand

Soy Bufón Oraculero intentando escribir. Algo más o menos sale cuando algunas pobres palabras combino. En el apuro de todos los días, un hombre que corre por las caminos que se cruzan en la vida, encarna cada tanto a este bufón y a su nombre invita a quien quiera leerlo. Este es mi intento de mostrar la magia de lo cotidiano que se ve con claridad mirando las cartas con los ojos del alma.

Publicado el 13 septiembre, 2011 en EL ANILLO en el Tarot Lenormand y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 8 comentarios.

  1. Bufón Lenormand: ¿Qué dicen las cartas para mí?… Quiero solicitarles una brújula simbólica, unas imágenes enigma que pueda traspasar a palabras… Gracias, besos.

    • Bufon Lenormand

      El camino – La casa – La niña
      lo que guía es la fuerza de la niña con claro tono dominante en un juego de fuerzas coyunturales, estas imágenes son fuertes, deberán ser pasadas a palabras para generar sentido…

  2. Un anillo es una alianza. Una alianza no necesariamente es sentirse comprometido. Hay alianzas más allá de todo compromiso … y de ninguno… la alianza va más allá…

    • Claro!, podemos comprometernos o sentirnos comprometidos, son cosas totalmente distintas.
      El compromiso es activo y siempre es en alianza con otro a través de una íntima convicción.
      Es perder esa completud que nos acerca de Dios cuando no nos comprometemos, un Dios estéril, por supuesto.
      Nos hacemos humanos, perdemos la completud, cuando nos jugamos por algo y arriesgamos todo lo que “podría ser”. Tomamos lo que “es” y nos convertimos en eso.
      Nos sentimos comprometidos cuando el otro nos compromete, ahí no existimos.
      Es por eso que solemos confundir “sentirse comprometido” con comprometerse.
      Pero hay algo más allá de lo que “es” en lo que somos, es finalmente con eso con lo que nos comprometemos.
      Un decimonónico vienés lo relacionó con el corte de los genitales. Algún otro con un acto.
      Es exactamente eso que decís, “alianzas más allá de todo compromiso”. Hay un más allá del compromiso que da sentido y en eso se basa la alianza.

  3. Gracias querida amiga!, tus palabras son muy importantes para mí.
    Por algún motivo lo que escribo sobre el anillo no me conforma. Me dejo trabajar por la carta.
    Cada una de las cartas sobre las que escribí operó en mí de forma sumamente particular. Tengo la idea loca que cada carta que desarrollo en el blog afecta mi vida y genera un cambio.
    Por algún motivo todavía no termina de aparecer con el anillo.
    Es tan acertado tu aporte sobre lo cíclico, lo que se repite.
    El compromiso y lo cíclico no son del mismo orden, pero están en íntimo intercambio. Cuando nos comprometemos existimos, es por eso que es tan difícil de pensar la carta de anillo.
    “Pienso, luego existo”, yo diría que no. No basta con pensar para existir, para existir hay que comprometerse… ¿con qué?.
    ¿Con mi yo?, ¿con mi deseo?, ¿con mis ideales?, ¿con mis obligaciones?, ¿con mi palabra?, ¿con mis sentimientos?, ¿con un “otro”?
    No pienso en una respuesta única, creo que las cartas Lenormand no se resuelven en una única dirección, se resuelven generando un escrito con valor estético.
    Me quedo pensando en lo cíclico…
    Me dejaste pensando, espero que me ayude a destrabarme con esta carta.
    Un bufónico abrazo!

  4. Que pasa querido Bufón ?? Me preocupa tu silencio. A caso no te has recuperado del despojo de don Face? Animo !!! Piensa en el anillo…..piensa en los COMPROMISOS…..(porque así me considero yo…PROMETIDA) …y piensa en lo cíclico, en lo que se repite, en lo que vuelve. O no nos habla de eso el anillo??? Piensa y trabaja. Yo sé porque te lo digo. Un beso.

Son bienvenidos los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: