EL ÁRBOL en el tarot Lenormand


Si bien no pretendo responder a preguntas trascendentales si voy a cometer la osadía de esgrimir un precioso saber.

Este bufón sabe de que está hecha la vida, sus ladrillos son del mismo material con el que se fabrican los cuentos.

Por ser tan sólidos los argumentos de engreídos científicos, que anuncian triunfantes en nombre de la biología que los cimientos que nos forman son compuestos bioquímicos, me veo obligado a retroceder ante esta verdad en mi pobre condición de bufón, sin recursos retóricos para refutar tamaña aseveración.

Somos biología, concedido, pero biología recubierta de historias.

Si algo nos diferencia de una ameba son las historias que nos visten.

Ese ropaje de cuentos nos hace ser quienes somos y nos hace vivir como vivimos.

Nos contamos, nos cuentan, en forma dialéctica con otros construimos nuestra ficción, pero cuidado, una ficción con profundos efectos de verdad.

Nuestra historia se cuenta desde antes de nacer por las expectativas de nuestros padres y se sigue contando después de nuestra muerte por quienes nos recuerdan.

Somos los principales responsables de la pluma que nos escribe, borra y reescribe. Narramos para otros, para nosotros mismos, para la humanidad.

Contamos nuestro presente, nuestro pasado y nuestro futuro. ¿Quieren mis lectores convertirse en magos?, ¿quieren cambiar lo que fue y lo que será?, pues cuéntense su vida de otra manera y esta cambiará en el mismo instante de la enunciación.

 La historia de una vida es desprolija, hecha de retazos, de profundas contradicciones. Por eso amamos las que brillan por su coherencia en los libros.

Si estamos hechos de relatos, si por nuestras venas circula tinta y no sangre contemos entonces el cuento más bello de todos.

Es aquí donde entra el árbol con la asociación que se me hace más inmediata: la salud. Que es estar sano sino poder contar el cuento más bello.

Creemos que la enfermedad es lo opuesto a la salud, nada más errado. Una persona enferma, puede darle a lo que le pasa muchos significados. Puede ser una prueba, una enseñanza, un aspecto más de la vida al que hay que hacerle frente.

La salud depende del cuento que nos contamos.

Y siguiendo con el hilo que la carta me tiende continúo con la siguiente asociación, el árbol evoca la familia.

La familia es la más vasta fuente de historias.

Llevamos en nuestra imaginación un cúmulo de relatos genealógicos. Nos constituyen biografías, las de nuestros padres, abuelos, tíos, etc, etc… además de todas las historias, cuentos y leyendas que ellos nos contaron, todo lo que de ellos nos fuimos enterando al crecer…

El relato familiar es la madera de la que está hecha el alma, nuestro núcleo más íntimo se forja en boca de nuestros seres más próximos, nos convertimos en personajes importantes de su historia y comenzamos de esta manera a existir.

Toda esa ficción que nos forma suele ser, como el árbol, rígida y antigua. El cuento en el que nos insertamos nos precede largo en el tiempo. Por eso cambiarlo puede ser difícil y trabajoso.

La vida es el arte de ser autores de nuestra propia historia. Por lo que debemos trabajar con la rigidez del árbol, con lo imborrable de las palabras dichas, con los puntos inflexibles de nuestra historia, con la estructura inquebrantable de nuestro yo para hacernos artesanos de nuestra propia madera.

El árbol es un camino de introspección, que va desde las viejas raíces hasta los más recientes retoños. Es una invitación a comprender el todo que se esconde detrás de los hechos aislados, es el llamado a inundar con imaginación la condición absoluta de la naturaleza. Es el recuerdo de que para estar vivos debemos creer en una bella historia para poder así tener fe en los demás y sobre todo en nosotros mismos.

Junto con este artículo va mi deseo de que no se nos pase inadvertida la sabiduría de la carta del árbol que anuncia que la vida se construye con creatividad e imaginación y que la salud y la dicha sólo dependen de nosotros que somos los artesanos narradores.

Anuncios

Acerca de Bufon Lenormand

Soy Bufón Oraculero intentando escribir. Algo más o menos sale cuando algunas pobres palabras combino. En el apuro de todos los días, un hombre que corre por las caminos que se cruzan en la vida, encarna cada tanto a este bufón y a su nombre invita a quien quiera leerlo. Este es mi intento de mostrar la magia de lo cotidiano que se ve con claridad mirando las cartas con los ojos del alma.

Publicado el 5 septiembre, 2011 en EL ÁRBOL en el Tarot Lenormand y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 9 comentarios.

  1. Odio a los que arrancan un árbol. Siempre me generaron odio…
    Los árboles: Los inmóviles; seguramente se entretienen y alcanzan movimiento al “contarse su propia historia de una manera distinta”… qué buena esa idea, Bufón Leformand, con la que me encontré leyendo tu hermosa escritura sobre la carta del árbol… ¿Cómo hago para que me tires tu Tarot y me digas qué cartas me salieron?… Un abrazo…

  2. Jjajaj Como no ví publicado mi comentario, lo hice de nuevo…¡¡¡¡Qué salame!!!! Quién te puede haber denunciado y por qué???? Si no hiciste nada incorrecto…no entiendo nada…me dá mucha rabia, siempre hay que estar soportando injusticias de los inútiles…
    Me alegra que te guste mi Blog, cuando quieras las cartas, avisame que te doy el Teléfono y mail de la persona que los vende. Estaremos en contacto, querido Bufón!! Saludos

  3. Gracias por responderme, Bufi!!!! Qué pena!!!! Te hecharemos de menos…¿Cómo puede ser? Bueno te seguiré por acá y colocaré un link en mi muro de FB, cuando hayan nuevas entradas. En cuanto a mi Blog, creo que tienes que hacerte seguidor para poder comentar. Me alegro que te guste. Bueno, que estés bien y un abrazo!!!

  4. Hola Bufón, quiero decirte que me encantó tu descripción del Ärbol. Te busqué en el FB y no estás ¿Qué te pasó? Ni en las cartas Lenormand tampoco ¿Por que no me avisaste que te irías??? Menos mal que todavía conservas el Blog…!!!! Comunicáte conmigo a mi correo y contáme por qué te saliste…Un abrazo

    • Bufon Lenormand

      Me cancelaron mi cuenta de Facebook!!!!, me dijeron que no soy real!!!. Escrib mi artculo de queja en mi blog!, me dejaron fuera incomunicado!, la gente del grupo de facebook no sabre donde me fui! Me niego a hacerme otra cuenta por principios!, me las arreglar sin facebook, la gente seguir leyendo el blog! Me alegro mucho que te haya gusta el artculo del rbol, gracias por preguntar por mi paradero, un abrazo grande Bufn

      • Heeeyyyy, Bufi….! Qué mal!!!! Es extraño, conozco otras personas que no utilizan su nombre real (Ej: Nubes Rosas) y no tienen problemas…o será porque es nombre de usuario, pero en el registro debes dar tu verdadero name…no sé…Igual ya es tarde….qué pena!!! Se te hechará de menos…Igualmenete, yo te seguiré por aquí y colocaré tu Link en mi muro de FB. Creo que para comentar en mi Blog tienes que hacerte seguidor.
        Bueno, que estés bien. Un abrazo

        • Bufon Lenormand

          No lo sé, según Ivi debe haber sido porque alguién denunció mi cuenta, no entiendo por qué ya que no he ofendido a nadie, pero bueno, sólo me dedicaré a mi blog y a escribir que desde que lo empecé me ha gustado tanto.
          Has hecho un buen trabajo con el tuyo, no sabía que los personajes de ese tarot eran de la época de mme lenormand, veré si puedo conseguir ese mazo, me gustó mucho

Son bienvenidos los comentarios!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: